La Posada Real Un entorno histórico, único y privilegiado

La Posada ha sido desde sus comienzos un enclave histórico de primera línea. D. Francisco Gómez Sandoval y Rojas, Primer Duque de Lerma y ministro del rey Felipe III la construyó como albergue real para el descanso y recreo de caza. Así el rey llevó parte de la corte a este palacio del siglo XVII de estilo herreriano que conserva intacta su arquitectura exterior. Sobre la portada, se pueden distinguir los blasones de las casas de Lerma y Medinacelli que coronan la fachada principal de La Posada.

Entre sus invitados cabe citar a Lope de Vega y Rubens. Posteriormente también pernoctaron Felipe IV y Felipe V.

Junto a La POSADA se encuentra una iglesia reconstruida en los años 50 que alberga un magnífico retablo gótico dedicado a San Andrés, obra del anónimo “pintor de Ventosilla”